Entre Mascarillas y Desinfectantes: Lo que habría de venir

Muchos intentan predecir o prever lo que puede venir después de esta pandemia histórica. Algunos utilizan los períodos de postguerra o las grandes depresiones para establecer referencias. Y habrá algunos paralelismos útiles, pero partimos de un estado previo del bienestar que, efectivamente, lo era para muchos. El afán será retomar mucho de eso que hemos perdido; y lo ideal sería sumar lo que esta situación nos haya enseñado y aportado (el valor del hogar, la viabilidad de limitar determinados consumos, la calidad de lo local y cercano, la limitación de desplazamientos, la eficacia del trabajo a distancia…). En esos períodos post traumáticos se tendía a una socialización intensa, la gente se lanzaba a la calle a recuperar el tiempo perdido… Pero lo cierto es que aun con su intensidad y crudeza, y sus limitaciones indiscutibles y sus riesgos evidentes, la experiencia no va a ser tan dilatada en el tiempo, aunque sí va a anclar sensaciones y hábitos en nosotros que han llegado para quedarse o modificar conductas.

EGO LEGO: Coronavirus y MascarillasEl riesgo existe aunque no lo veamos y, lo que es peor, no lo sintamos; lo que nos hace bajar la guardia. Nos encontramos inmersos en un mar de rebrotes que amenaza con nuevos confinamientos que se vaticinan como la deblacle que ya no seríamos capaces de afrontar. La Generalitat ha confirmado la vuelta a la Fase 0 de ocho municipios, entre los que se encuentra Lleida. Y en Extremadura, a pesar de contar con núcleos de muy poca población y sin incidencia en COVID19, nos vemos obligados a, salvo situaciones excepcionales, llevar siempre mascarilla, tras los rebrotes de Navalmoral de la Mata y Badajoz.

EGO LEGO Coronavirus y MascarillasPor ello, apelando a la prudencia especialmente necesaria en estos tiempos, resulta oportuno haber empezado a entender que los tiempos definitivamente han cambiado; y que hay cuestiones que mejor antes que después debemos empezar a interiorizar:

  • El teletrabajo se ha acreditado como mecanismo eficaz que ha incentivado y acelerado definitivamente la digitalización de las empresas. Y se postula ya como elemento esencial y sustancial en la interacción operativa con clientes, proveedores, empleados… Para ello seguirán mejorando las herramientas tecnológicas y se intensificará la disposición y la cultura de uso. Si bien hay actividades que no lo permiten, otras muchas sí.

EGOLEGO Coronavirus y Mascarillas

  • Lo anterior implicará la necesidad de pautar la presencialidad, que me parece imprescindible aunque mucho más selectiva. Esto es, las reuniones internas y externas presenciales serán más excepcionales pero tendrán que ser porque es necesario cultivar también los componentes de la relación personal sin pantallas y esa identidad que solo se cultiva con la cercanía física. Pero todos vamos a aceptar y asimilar que en las relaciones profesionales y empresariales la comunicación por videoconferencia va adquirir mucho protagonismo hasta irse naturalizando.

EGOLEGO Coronavirus y Mascarillas

  • También en el mismo hilo de causa y efecto cabe situar la necesidad de que las casas cuenten con espacios específicos y adecuados para trabajar y la adaptación del entorno físico y personal asumiendo y respetando esa realidad. Y la inversión de las empresas irá más orientada a habilitar esos espacios o contribuir a ellos, que a dotarse de grandes sedes y oficinas. Todo ello redundará en un impulso de la flexibilidad laboral y la autoorganización y del trabajo por objetivos y resultados. De hecho, puede motivarse un repunte de la inversión en las casas y sus dimensiones y condiciones.

EGO LEGO Coronavirus y Mascarillas

  • En general se desacelera la globalización y vamos a asistir un proceso de mayor localización. Los negocios locales van a tener una nueva oportunidad para competir con producto y servicio y reinventarse. Y los grandes distribuidores van a diversificar y buscar proximidad alternativa en sus proveedores.

EGOLEGO Coronavirus y Mascarilla

  • Se reconfigurarán los eventos con una tendencia masiva a lo on line, al estreaming, a eventos mucho más selectos y exclusivos, más especializados y a medida cuando sean presenciales. Y lo mismo con la formación donde definitivamente se impondrá el formato virtual en todas sus variables y proyecciones.

EGOLEGO Coronavirus y Mascarillas

  • La restauración se va a resetear. Van a cambiar los aforos de los bares y restaurantes que estarán más limitados, y todos tendrán que activar sus ofertas de servicio a domicilio, y el “take away” será componente esencial. Ello repercutirá en los alquileres de locales y sus condiciones y precios porque las rentabilidades se tendrán que revisar y adaptar. Algo parecido ocurrirá con otros espacios lúdicos como los deportivos (gimnasios)

EGOLEGO Coronavirus y Mascarillas

  • La Administración también deberá sufrir un reciclaje definitivo e inaplazable en su eficiencia y aplicación tecnológica. No hay más margen. Algunas Administraciones llevan mucha ventaja. Otras están en la prehistoria. Y ello se ha visto agudizado por autonomías y ha evidenciado disfunciones intolerables que han abundado en desequilibrios y desigualdades. La presentación electrónica de escritos y la tramitación de los mismos por esa vía no es una opción, sino que se convierte en obligación. Lo mismo que las firmas digitales de todos los operadores del mercado y también de los ciudadanos. Los buzones electrónicos se van a imponer y convertir en los únicos.

EGOLEGO Coronavirus y Mascarillas

  • Los desplazamientos se van a optimizar y reducir al máximo y eso será mucho más sensible en las grandes ciudades. Y de aquí surge una obligación de las Administraciones de inversión para facilitar modos saludables de circulación y desplazamiento: vías más cómodas para peatones, carriles bici…

EGOLEGO Coronavirus y Mascarillas

  • Especial mención a la proliferación de la liberación de muchos servicios y profesiones, esto es, al trabajo encapsulado y a distancia. Estando y muy específico. Por encargo y cotizado por cada profesional o especialista que lo desarrollará en formato freelance.

EGOLEGO Coronavirus y Mascarillas

  • El turismo será eminentemente nacional y tardaremos en volver a los viajes internacionales y a sentirnos cómodos fuera de nuestras fronteras y al revés.

EGOLEGO Coronovirus y MascarillaY me detengo en el tema de la Administración de Justicia. La situación clama transformaciones ineludibles y oportunidad de reformularse. Para ello debe despojarse o suavizar inercias garantistas paralizantes e ineficientes y dotarse de tecnología, medios, e innovar en recursos, conceptos y mentalidad. Fomentar los formatos a distancia pasa por un mecanismo seguro y fiable en formato digital que mejore lexnet; declaraciones y juicios por videoconferencia, conclusiones mediante vídeos; trasladar a tramitación escrita acelerada y sumaria todo lo posible; la mediación como mecanismo previo obligatorio y validante para cualquier procedimiento con instituciones acreditadas al efecto y mediadores altamente cualificados y prestigiados y un protocolo de desempeño estandarizado; recurrir a la inteligencia artificial supervisada para asistir a jueces y fiscales en su labor; implicar a la abogacía en la mediación y las soluciones extrajudiciales; y la resolución automatizada de conflictos estrictamente de reclamación de cantidad; la simplificación y agilización de las notificaciones con la implantación radical de los buzones electrónicos; la inhabilitación de agosto pero el control de eficiencia y de los ratios de funcionamiento del resto de meses incluidos julio y septiembre, impidiendo que los altos funcionarios tomen vacaciones fuera del período inhábil.

Porque ya no estamos confinados, pero el virus continúa.

EGOLEGO Coronavirus y Mascarillas

Ángel Luis Gómez Díaz. Socio–Fundador y Director General de la Firma Jurídica ÁREA, GRUPO BÁLAMO.

JUSTICIA: Necesito que corras pero ve descalzo

Llevo días dándole vueltas a este tema tras la publicación de la norma. He leído y escuchado todo lo posible a nivel político y a distintos profesionales de la Justicia. Se trata de no opinar de oídas ni actuar desde teorías (aunque es una práctica muy extendida en todas las esferas, incluidas las más altas de representación).

EGO LEGO - Medidas en Justicia COVID19 Y sin ánimo exhaustivo pero sí desde quien está muy próximo a la realidad en cuestión me atrevo a desgranar lo siguiente con espíritu crítico desde la responsabilidad:

  • Habilitar Agosto a efectos judiciales sirve para poco o para nada y se hace a costa de muchos y desoyendo a casi todos (el CGAE ha gimoteado con poco éxito). Otra muestra más de que oír y escuchar no es lo mismo y en este caso, decir que se escucha y hacerlo realmente también presenta una enorme diferencia. Y la política de anuncio e información sin contraste, sin recoger la realidad distorsiona.
  • Traerá consigo cargas de trabajo y responsabilidad añadida para abogados y procuradores sin que se consiga el deseado efecto de una Administración de justicia trabajando a pleno rendimiento porque los funcionarios sí tendrán sus vacaciones (están en su derecho): serán tres meses a medias. Y desde luego, ni ahora ni antes medio mes de agosto va a resolver los problemas de la Administración de justicia ni de lejos porque entonces ya estaría solucionado sin esperar a este agosto. Y ese expolio de las vacaciones sobre todo de  los abogados y procuradores sí es “dejar gente atrás” o más bien pasarle por encima a quienes también sirven.

ego lego medios en la justicia

  • Durante el estado de alarma (y por supuesto ya antes de todo esto) y después de él el atasco judicial seguirá y aumentará porque no se ponen los medios necesarios. No hay dinero. Muchos funcionarios no han podido trabajar en este periodo porque no hay recursos telemáticos adecuados. Es decir, no han teletrabajado. Y ahora tampoco los habrá y la Administración de Justicia no puede poner a teletrabajar a sus funcionarios. Así, salvo jueces y fiscales, y no todos, poco teletrabajo y poca o ninguna digitalización de la que se pretende que ahora sea una solución pero sin medios. Y eso del trabajo a puerta cerrada y de los mail y las llamadas no ha sido antes y no parece fácil que sea ahora.

EGO LEGO Medios Judiciales

  • Lo de funcionar en jornadas partidas implicará disfunciones y mermas de eficiencia que veremos a ver cómo se resuelven en el reparto de asuntos, y no redundarán en maximizar rendimientos ni mucho menos y más bien apunta a lo contrario. Tiene pinta de menos horas o peor repartidas.
  • Y todos los plazos antiguos sufren el consiguiente retraso …o sea que no se han interrumpido en términos generales sino que más bien se les ha puesto un paréntesis o corchetes o se les aplica un reseteo que conlleva más tiempo para llegar donde se esperaba y estaba previsto en cuanto a avances procesales. Unido a la previsible masa de nuevos litigios que se pondrán en cola porque no hay más jueces ni más medios.

EGO LEGO Medios de la Justicia

  • Nada del fomento o impulso definitivo de los métodos alternativos de resolución de conflictos como solución real.
  • Hubiese sido deseable y seguiría siéndolo un trabajo intenso a puerta cerrada despachando resoluciones, diligencias, oficios…; y que se restringiera la presencialidad procesal a lo indispensable y se ventiralan muchos procedimientos mediante escritos o videoconferencias o medios audiovisuales efectivos…pero para eso tienen que darse esos medios de verdad y funcionar. Si hubiese tenido lugar en este tiempo tendríamos un “bendito” aluvión de notificaciones avanzando en procedimientos…y parece que no es ese el horizonte inmediato.

EGO LEGO Medios en la justicia

  • Y claro, no abundaremos mucho, pero tampoco podemos obviar que con este Decreto se afecta una ley orgánica, se birlan o se regatean facultades del CGPJ, del consejo de fiscales, Consejo de Estado y/o del senado.
  • A todo esto, seguimos sin fecha concreta, pese al Decreto, para que se empiece a activar el funcionamiento de la “nueva normalidad judicial”, y me temo también que no hay Epis ni medidas de seguridad para todos los que tienen que trabajar en los juzgados de España, partiendo de que ni siquiera parece haberlos para todos los sanitarios. Pero eso sí, los abogados y procuradores no tienen que usar toga, así que toque post moderno y creo que casi el más innovador de todo lo previsto.

EGO LEGO - Medios en la Justicia

Confiaremos en la responsabilidad y compromiso de todos los que estamos en esto a “pie de obra” (con permiso y con perdón de los sindicatos) para que esta agilización de la Justicia no termine en una injusticia acelerada. Al final es el voluntarismo personal el que será parte de la solución ante lo que es un problema endémico. Y si alguien cree que soy demasiado pesimista le invito a que profundice en la reflexión de una pregunta: ¿qué pasaría o que cambiaría realmente si no existiera o no se aplicara este Decreto?… sinceramente, creo que no demasiado más allá de los guiños a la flexibilización concursal, y lo de las togas, y por supuesto que lo que ya iba lento ahora irá más lento y más tarde, y lo que ya tenía fecha ahora tendrá otra posterior…

 

Y efectivamente todo suena lamentablemente a un “necesito que corras pero ve descalzo” y a seguir cavando este pozo de la gestión de nuestro sistema judicial. Así, la exageración de garantías (tienden muchas veces a ser un cobijo más válido para el incumplidor), la falta de medios, la resistencia al cambio, la desatención de las voces más autorizadas y representativas, y la falta de talento y un mínimo de audacia en las decisiones, sigue abocándonos a un colapso que no es consecuencia de un virus pero que puede terminar de rematarse por este.

Ángel Luis Gómez Díaz. Socio–Fundador y Director General de la Firma Jurídica ÁREA, GRUPO BÁLAMO.

Las formas jurídicas o lo jurídico de las formas: Cómo empiezo y qué soy

Es fácil encontrar muchos recursos, artículos, recomendaciones… sobre la forma jurídica idónea para nuestra actividad. Que si primero autónomo, que si a partir de cierto volumen de facturación y beneficio ya compensa recurrrir a la compañía mercantil (S.L y si somos más grandes S.A), que si somos varios podemos empezar también por la Comunidad de bienes (esa antigua estructura de varios que se juntan para ser uno, sin dejar de ser más de uno; esto es, personalidad fiscal común frente a terceros y responsabilidad triburaria del conjunto que se distribuye entre los partícipes), o ese concepto en retirada que supuso una versión moderna de las C.B (las sociedades civiles) y que venían a ser muy parecidas.

Forma jurídica de las empresasPues sí, son accesibles y numerosas las oportunidades de aclarar estas dudas en internet y casi con cualquiera y estas pinceladas son un resumen muy discreto. Pero lo que quizás cuenten en menos sitios es que, aun partiendo de que en el principio está el autónomo como mejor modo de iniciar la actividad, con el pertinente alta y el “impuesto revolucionario” desproporcionado en forma de cuota de seguridad social; este mismo autónomo puede tener una marca o nombre comercial para operar (Juan el carpintero y facturando con su CIF puede registrar en la Oficina de patentes y Marcas: “J- Carpintería y un logo… por ejemplo).

El segundo escalón por interés fiscal pero también buscando cierto cobijo de responsabilidad y alguna cobertura más es la compañía mercantil (S.L o S.A). Pero tengamos en cuenta que el escenario de responsabilidades de los administradores de sociedades se ha recrudecido exponencialmente, y ahora nos acercamos a ser conductores de un vehículo y respondemos hasta cuando el coche está aparcado, por lo que le suceda o provoque. La normativa cambia y el empresario administrador pasa por ser “culpable” mientras no demuestre lo contrario, es decir, que ha sido diligente y muy ordenado. Y para esa vida bajo sospecha, lo mejor y más práctico es un buen seguro de Responsabilidad Civil, bien negociado, bien analizado y con coberturas extensas (tienen buen precio en el mercado en relación a la tranquilidad que proporcionan).

PRACTICÓN: Lee e infórmate, asesórate bien… y después decide, pero ve dándote de alta como autónomo sufridor en todo caso. Y otro aviso: el proceso de constitución de una S.L en España, aun en camino de buenas intenciones de cambio y reducción burocrática, sigue siendo kafkiano, con tintes laberínticos: el banco pide un CIF para abrir una cuenta en la que hacer las aportaciones de capital necesarias para la constitución, Notaría pide las aportaciones y el CIF (además de estatutos y datos de los socios), y Hacienda para darte el CIF necesita una escritura pública; y tú lo más que tendrás será, después de unos 10-15 días, es el certificado negativo del Registro Mercantil verficando que el nombre que elegiste para tu sociedad está disponible (caduca a los tres meses).

Así que, digan lo que digan los libros, los asesores… lo mejor es contar con la buena voluntad, la confianza y la buena disposición, de un eficaz bancario de nuestra oficina habitual, un eficiente oficial de notaria o un funcionario con cierta visión y sentido práctio; o los tres a la vez. Está clara que vamos dando pasitos como país en la optimización y reducción burocrática pero falta mucho trecho que recorrer y bastante más confianza del sistema para abrir un poco más la mano del control y la fiscalización en esta fase inicial. Eso, y que alguno de los lobys de este país también aflojen; y que todos en general progresen en cultura y mentalidad empresarial.

 Ángel Luis Gómez Díaz. Socio–Fundador y Director General de la Firma ÁREA, ABOGADOS Y ASESORES

 

LOS ANTI MEDIOCRES Y LA MEDIOCRIDAD

Hablar de la mediocridad está de moda, es tendencia y seguramente la mediocridad misma también lo sea. Pero, sobre todo, se lleva mucho hablar de la mediocridad de los demás y de los que mandan o nos representan o tienen cierta visibilidad y notoriedad. Y la verdad es que esto sí me parece especialmente mediocre si no va precedido de un mínimo (o, para ser coherentes, de un máximo) de auto exigencia y auto crítica. Es como hablar de los kilos que ha puesto el vecino o la vecina sin asumir nuestro sobrepeso desde que dejamos la universidad y sin aguantar con los hábitos saludables 15 días seguidos.

 

Con la mediocridad viene pasando lo contrario que con el talento: la vemos claramente en los demás y difícilmente nos percibimos mediocres en muchos de nuestros actos y detalles, gestos o actuaciones cotidianas. En cambio, el talento ajeno cuesta valorarlo y elogiarlo y potenciarlo, y el nuestro o los nuestros siempre nos parecen infravalorados. En lo que sí se parecen el talento y la mediocridad es en que tienen o se presentan y se desarrollan de muchas formas y maneras, y en muchos momentos y situaciones.

 

Por eso, sin dejar de lamentar y apreciar esa mediocridad donde más brillantez se necesita o sería deseable y hasta exigible también unos méritos por encima de la media, conviene analizar aquello que está a nuestro alcance para escapar de esa corriente y poder aportar valor y diferenciación y disponer así de un criterio fundado al hablar de los demás. Esto es, nuestros micro mundos diarios como faro y luz de esos cambios que queremos ver. ¿Cómo nos comportamos en nuestras empresas, en nuestros trabajos, en nuestras responsabilidades, en nuestras familias, en nuestras relaciones sociales?. ¿Nos dejamos llevar?, ¿nos comprometemos y somos generosos y justos?, ¿nos entregamos y damos lo mejor?, ¿apostamos y arriesgamos y tratamos de mejorar o cambiar lo que no funciona o nos resignamos y conformamos o nos acomodamos?, ¿invertimos, innovamos o seguimos el hilo y somos resistentes al cambio y nos aferramos a lo seguro?, ¿cómo tratamos a los demás?, ¿te vale eso de cumplir y hacer lo que te mandan o vas más allá?, ¿te vale el más de lo mismo o estás dispuesto a complicarte?, ¿qué tipo de decisiones tomas y que te lleva a ellas o buscas con ellas?… Hacerse estas preguntas y otras similares, y el sentido de nuestras respuestas sí marcan la diferencia o nos desmarcan de la mediocridad.

 

No se trata de ser anti mediocres, igual que ser anti madridistas no hace que tu equipo sea mejor. Esa no es la solución. Esto consiste en derrotar la mediocridad desde nuestro talento y de sumar y desarrollar aquello de extraordinario que está en nuestras manos. Es decir, en ser pro talento empezando por remover el nuestro cada día en las pequeñas o grandes cosas que nos ocupan, e impulsar el talento de los que nos rodean. Los mediocres se rodean de mediocres o siguen a mediocres y desconfían de lo que cambia paradigmas o se sale de lo previsto, y hay muchos mediocres hablando de mediocridad sin considerar la suya propia. Y esta marea no deja de subir, y de lo que se trata es de nadar o navegar contracorriente. Hay que remangarse desde lo extraordinario de lo que tenemos delante, porque mirando hacia el lado o hacia arriba, a veces, descuidamos nuestros pasos y el avance que suponen.

 

Ángel Luis Gómez Díaz. Socio–Fundador y Director General de la Firma ÁREA, ABOGADOS Y ASESORES

 

Siglo XXI: Entre la Sociocracia y la Picota

En estos días ha saltado un tweet que me ha recordado a uno de nuestro primeros artículos,  “La picota en Extremadura, que no la cereza en el Jerte”, hablando de esos rollos que había a la entrada de algunos pueblos, para azote público de quien yerró.

El tweet en cuestión mostraba el siguiente producto:

sociocracia

Que continúa así:

La primera responsabilidad de una empresa es lograr que su negocio sea viable y sostenible, de manera que la productividad (Recursos aplicados – Resultados obtenidos) pasa a ser un elemento fundamental. De hecho, si se quiere optimizar el rendimiento de los recursos aplicados a un proceso, la monitorización da una información objetiva de importancia no sólo no desdeñable, sino imprescindible. ¿Qué chirría? Un producto en el que no se vende la optimización de la productividad, sino “el control absoluto sobre sus empleados”.

anda Aparicio: RSC, Código Ético, sociocracia

Aumentar la productividad empresarial es materia de estudio de diferentes disciplinas que tocan campos muy diversos. Se encuentran con facilidad numerosas páginas web tratando esta cuestión (a mero modo de ejemplo, Ingenio&Empresa). Y ello porque esta medición, para ser fiable, debe ser completa e incluir todas las variables que impacten directamente en que el resultado sea uno u otro. Evidentemente el desempeño de un empleado impacta directamente en la productividad de una empresa. ¿Estamos hablando de una empresa de producción, o de una empresa de servicios? ¿Es un trabajo para el que se requiere alta cualificación, o es un trabajo rutinario y/o de baja dificultad? ¿Para la valoración final se tendrán en cuenta otros factores como el clima laboral, la eficacia de los procesos establecidos o las dinámicas del mercado? Entran aquí en juego los conceptos de eficiencia y eficacia en la articulación de la propia organización.

Yolanda Aparicio - RSC, Código Ético, Sociocracia

¿Tan al margen está el trabajador de la eficacia de su propio trabajo, y su impacto directo en la productividad de la empresa, que debe estar el empresario sobre ello en modo “vigilancia y control”? Encontramos en el mercado otro producto: WorkMeter, con esta presentación al mercado:

“Work Meter es un software desarrollado en España, que se instala en el equipo del empleado y analiza, de forma no intrusiva y sin entrar en lo que ve el usuario, la productividad de dicho empleado, diferenciando entre las pantallas y aplicaciones que produzcan beneficio a la empresa y las que no, para así controlar el foco de trabajo del empleado.

Joan Pons, el CEO de Work Meter, asegura que incrementa la productividad de las empresas en un 50%, y más aún en aquellas empresas con empleados que teletrabajan. Esta herramienta es más para empleados que para gerentes, pues en ningún momento se comunica qué contenido está viendo el empleado y el propio usuario puede pararla cuando quiera. Es más bien una aplicación de autocontrol para el empleado.”

Yolanda Aparicio - RSC, Código Ético, Sociocracia

No hace mucho tuvimos la oportunidad de compartir Mesa&Mantel con Alejandro Hernández Renner y Hugo Lopes, quienes nos plantearon las premisas para afianzar la arquitectura de una organización desde la concepción del proyecto común, el gobierno de pares. Es la concepción del SXXI en el que, más que nunca, los perfiles distintos son necesarios y totalmente complementarios, en un concepto así entendido y defendido por todos los miembros del equipo. Todos responsables de su papel dentro de la organización desde la coordinación. Nunca desde la vigilancia y el control.

Alejandro Hernández, Hugo Lopes, Ángel Gomez, Yolanda Aparicio, Rosa Gómez

En la era de la automatización de los procesos que menos precisan del ingenio y las capacidades humanas, focalizarnos de pronto en la vigilancia y el control de los trabajadores que forman parte del equipo nos hace viajar, casi, a la era de la picota. Quizá disfrazada de un desempeño negligente, de una falta de responsabilidad hacia la empresa para la que trabaja… Quizá.

 

Liderazgos alejados de la RSC, hablando en su nombre… Nosotros, por nuestra parte, nos vamos a ver a Hugo Lopes y a Mira Bangel a su taller sobre Sociocracia 3.0 – Guía Práctica para organizaciones ágiles y resilientes. Aprendiendo.

 

Yolanda Aparicio Fernández. Asesora Jurídica. Gestión Interna y RRHH de la Firma ÁREA, ABOGADOS Y ASESORES.

 

Manipulación vs Información: Cuando las Fake News todavía no se conocían

Facebook acaba de celebrar este pasado 4 de febrero su decimoquinto cumpleaños, con más de 2.300 millones de usuarios. Para que nos hagamos una idea, China, el país más poblado del mundo, tiene 1.400 millones de habitantes; EEUU tiene 328 millones de habitantes; o Japón, con 126 millones de habitantes.

Facebook nació en 2004 como red social, en 2012 había comprado Instagram, y en 2014 Whatsapp. En su cumpleaños en 2017 su creador, Mark Zuckerberg, compartió un mensaje en el que reflexionaba acerca de la naturaleza de la plataforma que había creado y sus retos,  abogando por  la amistad, la conexión de gentes y la proactividad en la comunicación, frente a ser meros lectores pasivos.

FAKE NEWS

Pero éste era también el año en el que, como una explosión, se propagaron las noticias falsas en Facebook. Se generaliza y globaliza el término Fake News principalmente por el impacto que tuvieron en la campaña electoral estadounidense (Cambridge Anaytica, la consultora que obtuvo ilegalmente los datos de 50 millones de usuarios y los utilizó para beneficiar campañas políticas, como la de Donald Trump en las elecciones presidenciales de EEUU en 2016:Clarín tecnología). ¿Su defensa sobre la necesidad de una plataforma como Facebook? “Necesitamos una sociedad informada. Dar voz a todos  incrementa la diversidad de perspectivas”.

FAKE NEWS

Un estudio realizado por la Universidad de Princeton, aplicando el modelo epidemiológico en las dinámicas de redes sociales, predijo que el 80% de los usuarios de Facebook habrían desaparecido para el 2017. El estudio no fue muy certero en sus predicciones, pero sí es cierto que en ese año, por primera vez en su historia, sufrió su primera caída en el número de usuarios. Esta caída de usuarios se da tanto en América como en Europa, y muchos de ellos jóvenes . Todo ello con la consiguiente preocupación de los inversores de Facebook.

¿Por qué? Porque en 2018, por primera vez en la historia, el número de líneas móviles superó a la población mundial. Y los anuncios en el móvil suponen el 93 % de los ingresos por publicidad de la red social, como indicaba  EL ESPAÑOL en un reciente artículo. De hecho, el mayor salto para los ingresos publicitarios por móvil para Facebook se produjo en 2013, solo un año después de que Mark Zuckerberg se hiciera con la aplicación de fotografía Instagram.

Aquí es donde entra en juego el sentido de las “Fake News”. Como explica MARC AMORÓS en su libro “Fake News, la verdad de las noticias falsas”, la difusión de noticias que se conoce desde hace diez-quince años nada tiene que ver con el que se estudiaba en las Facultades de Periodismo; y los medios de comunicación, han caído en la dictadura del click. Necesitan constantemente tráfico y clicks en los anuncios que publican para generar dinero. De ahí que, tal y como se explica en su libro y en el artículo enlazado, los medios recurran a noticias falsas,  extremadamente sensacionalistas, no contrastadas o, sin tratarse de artículos de opinión, expresamente parciales.

FAKE NEWS

De hecho, la ciencia confirma que las FAKE NEWS se extienden más rápido que la verdad, como explica este artículo de la revista MUY INTERESANTE. En este contexto, ésta fue la felicitación que el New York Times preparó a Mark Zuckerberg y su plataforma Facebook, en su décimoquinto aniversario.

Decir, finalmente, que toda esta reflexión-recopilación de reflexiones surge al recuperar nuestro primer artículo en este blog, publicado el 11 de diciembre de 2011, transcripción de la Ponencia de doña Alicia Duñaiturria Laguarda, profesora de Historia del Derecho y de las Instituciones de ICADE, Universidad Pontificia de Comillas sobre el origen de los  escándalos judiciales: Manipulación vs Información.

Por aquel entonces nadie había oído hablar de las FAKE NEWS. Llueve sobre mojado….

 

 

CONCILIACIÓN: Acción de conciliar o conciliarse…

Es una de las palabras que más se ven y se escuchan últimamente en redes sociales, televisión, periódicos…. y que nosotros, en Area, Abogados, lo vivimos en el sentido más amplio de la palabra; ya que, con o sin hij@s/familiares a nuestro cargo, el derecho a la conciliación personal y profesional es un ” derecho” por el que siempre hemos apostado y que, con mucho esfuerzo, hoy podemos decir que hemos alcanzado y que seguiremos mejorando.

ÁREA y la RSC

Y ello se ha hecho cumpliendo objetivos y metas, algunas de las cuales ni siquiera pensábamos que podíamos alcanzar; siempre desde el respeto, compromiso, responsabilidad y conciliación de cada uno de nosotros, partiendo desde Dirección hasta la última persona que ha entrado a formar parte de esta Familia.

AREA y la RSC

Porque conciliar no se refiere sólo a la vida laboral y personal de un trabajador como un concepto aislado; también hay que conciliar entre compañeros, hay que entenderse, cuidarse y protegerse. Una empresa cuenta con perfiles muy distintos, y es aquí donde radica su diferencia y su riqueza.

AREA y la RSC

Partiendo de esa base y de esa pequeña introducción, desde el año 2010, año en el que empezó nuestra andadura como EMPRESA FAMILIARMENTE RESPONSABLE (EFR) – primera entidad a nivel nacional de nuestro sector que obtenía ese CERTIFICADO -, hemos ido creando un gran abanico de “mejoras” que empezaron suavemente…

– ¡Viernes=jornada intensiva!

AREA Y LA RSC

– Portátiles para todo el personal, por si algún día puntual no podíamos estar presencialmente en el despacho, que pudiéramos llevarnos nuestra herramienta de trabajo con nosotros.

-Sistema de trabajo en la “nube” articulado por profesionales para el estricto cumplimiento de Seguridad en la Red y Protección de Datos.  Respetando estas premisas fundamentales, son incuestionables los beneficios de poder conectarse en cualquier momento, en cualquier lugar.

– En aquel momento, Blackberry’s para todos. Dónde quedaron 😉 La posibilidad de convertir un dispositivo móvil en nuestra herramienta de trabajo para un número importante de las funciones asignadas.

– …

Y así hasta conseguir un Catálogo de Medidas EFR en continuo movimiento; y SÍ, podemos estar orgullosos de ello. Porque en Don Benito, Badajoz, Extremadura, esta región no tan pequeña donde demasiadas veces el tren nos deja tirados en mitad de la nada; donde desplazarse a cualquier otra Comunidad Autónoma implica coger nuestro vehículo porque no hay medios de transporte en condiciones…. Aquí, sí… ¡Ha llegado la CONCILIACIÓN!

AREA Y LA RSC

Y no ha llegado ahora que está de moda. Nació con ÁREA, y se formalizó hace 8 años. Se dice pronto, pero son muchos días y muchas horas de trabajo ajustando recursos, sistema y procesos, con la conclusión definitiva, y hoy podemos decirlo, de que SÍ merece la pena, a diferencia de otras dificultades a las que se enfrentan las empresas en su diario. David frente a Goliat, fue aquí, en GRUPO AREA DE DERECHO S.L.P., en Don Benito, donde, frente a empresas con muchos más recursos que nosotros, se creyó en la Conciliación. Dónde se hizo un diagnóstico inicial, una definición de las medidas, un análisis de las mismas, una evaluación. Donde establecimos unos indicadores, para acabar con una auditoría interna y externa, hasta llegar adonde creemos que podemos afirmar, y hay indicadores externos que así nos avalan, que hemos llegado hoy:

Ser un referente en nuestro sector de EMPRESA FAMILIARMENTE RESPONSABLE.

Sólo cabe animar al resto de empresas, de éste o de cualquier otro sector, a seguir este camino. Las personas lo merecen, las empresas lo merecen, y es el elemento transversal de cualquier proyecto excelente.

AREA y la RSC

 

Mercedes Acuña Bejarano. Responsable de las certificaciones de Calidad y RSC.

Descanso veraniego: Los artículos más leídos el primer semestre de 2018

¿Echabas de menos ese tiempo de asueto para ti, tu espacio, tus lecturas…? Como mera curiosidad, mira cuáles han sido los artículos más leídos en estos seis primeros meses de 2018. A lo mejor alguno te interesa:

Techo de cristal, micromachismos, yolanda aparicio
alfonso cintero ramiro
Alfonso Cintero Ramiro
ego lego - laboral
Yolanda Aparicio - RSC - Road Map - ORSE
Compliance
EGO LEGO intimidad y FACEBOOK
Extremadura Fuero del Baylío
museo etnográfico de don benito

  y  “LO OTRO” que nos deben los bancos: Notaría, Registro, AJD, gestorías, costas…

porque ha habido cambios que actualizan su contenido, en breve publicaremos los correspondientes artículos o notas informativas relacionadas.

Comprobábamos los artículos más leídos en 2017. Actualidad manda…

Cosas de abogados. La RSC es una cosa muy nuestra (II)

(Cosas de abogados. La RSC es una cosa muy nuestra (I))

La RS es algo que se “hace” porque antes se “es”, al revés es mucho más difícil y con elevado riesgo de ese postureo forzado y forzoso. El incentivo más firme para un sistema de gestión basado en la RSE es la propia convicción, es creérselo, lo demás son aditivos, conservantes y estimulantes varios. A partir de ese convencimiento personal y profesional se construye una forma de hacer las cosas que tiene una identidad definida y reconocible. Definitivamente la responsabilidad social de un despacho, de un abogado o de varios, tiene que ver sustancialmente con lo que ese individuo o conjunto “es”, y desde ahí actúa. Es una forma de ser y gestionar.

#SomosArea Cierre Judicial

En un país donde abundan los teóricos y los gurús, lo que pretendo que avale mis palabras es mi propia experiencia práctica, no exenta de errores y aprendizajes y desde ahí lo comparto. Tengo la satisfacción de haber fundado y de dirigir una Firma donde creemos en esto porque nos funciona, y nos funciona porque creemos en esto. Y en una parte más personal, confieso que mi satisfacción más allá de cualquier otra es que mi despacho sea como es y haga lo que hace, que tiene que ver con un estilo propio y particular, un camino singular. Y hay más empresas y empresarios, despachos y abogados con estas sensibilidades. Ahora ya podemos alcanzar certificaciones, reconocimientos y visibilidades que incentivan el curso y el discurso de estos modelos. ÁREA ABOGADOS Y ASESORES, por ejemplo, es la única firma jurídica en España que cuenta con el IQNET SR10 de Aenor y está entre las 43 empresas nacionales que lo tienen tras superar exigentes auditorías. Ya en el año 2010 fue la primera del gremio en ser Empresa Familiarmente Responsable según la Fundación Más Familia… Pero todo esto no puede ni debe ser sólo un título, ni parte de un discurso, o de una pose, como vengo reiterando. Podemos poner múltiples ejemplos de compañías e ilustres firmas jurídicas que tienen determinados certificados y una mera prueba de proximidad desmonta la credibilidad del título. En RS ha pasado y hay que evitarlo. La RSE no es una sonrisa pero tiene que ver con ella, no es un corazón pero tiene que ver con él, no es buenismo pero es más que bueno, y al final es presente y futuro.

Yolanda Aparicio en Corresponsables

Habitualmente nos invitan a foros donde nos piden contar nuestra experiencia y nos hacen preguntas diversas. Y desde esas participaciones comparto algunas ideas buscando aportar valor sobre lo que es y no es para nosotros RSE, sobre lo que debería ser, sobre lo que hay y lo que falta:

Ser un despacho bueno y un buen despacho.– Para ser un despacho bueno, en el sentido defendido por Machado, hay que ser un buen despacho en términos profesionales, técnicos y de satisfacción de clientes. De modo que nuestra RS empieza por tratar de hacer muy bien las cosas, aspirar y esforzarnos por la excelencia en nuestros servicios y mantener una continua vocación por mejorar y crecer. Somos empresas con vocación de empresas, con todo lo que ello implica pero con una personalidad sellada con valores irrenunciables. Pasamos momentos difíciles y tomamos decisiones difíciles.

Yolanda Aparicio - Portugal

Cuidar a las personas para que las personas cuiden el proyecto.- Así de fácil y de difícil. Uno cuida y se empeña en aquello que siente como suyo, por eso generar un espacio para la autonomía personal y cultivarlo, y fomentar un circuito de satisfacción y reciprocidad nos acercan al éxito cotidiano de “estar bien”. Nosotros configuramos ese circuito cimentado en una cultura personal y colectiva que representamos como una corriente continua de Compromiso, Confianza, Responsabilidad y Reciprocidad. Nos importamos y nos importa la empresa. El factor diferencial e inimitable, el activo verdaderamente irrepetible es la persona. El roce y la convivencia personal y profesional de unos con otros nos va puliendo y haciendo mejores; prestar atención a esto tiene efectos directos en nuestra eficiencia y en nuestra productividad. También esto es extrapolable al despacho individual en la medida en que la armonía y el bienestar de uno mismo se torna imprescindible para servir más y mejor a los demás.

Premio RSC Grupo Ros

Seleccionar bien o que se vayan seleccionando.- Cualquiera no vale para trabajar o colaborar en nuestro contexto por agradable que parezca porque las exigencias de responsabilidad y autogestión, el grado de compromiso y solidaridad, y el margen de confianza recíproca son de un nivel muy alto. Lo que uno no hace bien salpica a todos. Podemos equivocarnos en la selección inicial, aunque venga referenciada por varios de nosotros, pero lo que no falla es el proceso de selección natural que se genera con nuestra dinámica. Es nuestro sistema el que finalmente decide. Y esto también ocurre cuando la RS es sólo un discurso: la propia RS selecciona y discrimina a los que enarbolan su bandera de modo falso.

El Cortijo Villanueva de la Serena RSC Diego Albardonedo

No se trata de construir escuelas en África.- Es extraordinariamente gratificante poder contribuir a este tipo de proyectos y desde luego cuenta. Pero basar o centrar la RS en esta posibilidad y en este contenido sin todo lo demás (interno: empleados, compañeros, clientes, proveedores) es como inflar un globo que terminará por pincharse. Esta identidad lleva a esas acciones pero desde la coherencia y la congruencia. Y es un privilegio promover y ayudar a proyectos de cerca y de lejos que sirven a otros. Eso completa nuestra razón de ser y de hacer. Desde la esencia comentada salen estas acciones u otras, pero sin esa esencia, esto son fotos de álbum que se vuelven en contra con el tiempo.

Balabalika pokhara

La transparencia.- Es una vertiente esencial de la confianza. Ser razonablemente transparentes y que la información del despacho, su gestión y situación sean accesibles es el paso indispensable para conseguir la implicación. Para defender algo hay que conocerlo y mientras más lo conoces mejor lo defiendes.

#SomosArea

El directivo tiene que ser parte de todo esto .- La RS no puede ser cosa de un departamento que se activa para obtener una certificación y que funciona como un complemento o apéndice del resto de las áreas, incluso persiguiendo puntualmente a los otros compañeros para justificar acciones. Ni es algo que sólo pueda estar en la cabeza de unos pocos de compañeros, o del “jefe”. Pero para que funcione el líder se lo tiene que creer más allá de consentir. Aquí nos lo creemos y lo vivimos, somos los primeros que aspiramos a conciliar, que buscamos nuestro espacio y procuramos una forma de hacer las cosas, que nos sentimos muy responsables de lo que sucede y de lo que le ocurre a cada uno de los compañeros.

El Cortijo Villanueva de la Serena Diego Albardonedo

¿Y la Administración?.- Me suelen preguntar qué debería hacer la Administración en esta materia o qué le falta. Y mi respuesta es contundente porque la tengo muy clara: no interferir y ser coherente e impulsar. Lo primero lo conseguiría no interpretando o versionando lo que es la RSE sin contar con la empresa, lo segundo no promoviendo convocatorias públicas cuyo prioridad sea esencialmente lo económico propiciando con ello estrecheces presupuestarias que repercuten en la calidad y la cualidad del qué y el cómo se hacen las cosas por parte de las empresas y los profesionales; y lo tercero estaría cerca demostrando su apuesta y convencimiento incentivador con hechos concretos: licitaciones y concursos  donde se bareme o valore la RS acreditada o acreditable con una puntuación diferencial, por ejemplo. Y por supuesto en su propia cultura interna proyectada en la gestión y el trato a empleados públicos, ciudadanos y proveedores de la Administración.

Yolanda Aparicio - RSC - Road Map - ORSE

– Cuidado con la “titulitis” y el postureo certificador.- También en esos mismos foros a la par que ensalzo contar con un proceso ya reglado y normalizado de reconocimiento y certificación, lanzo el aviso de que el mismo sea lo suficientemente exigente y riguroso para no devaluarse y devaluar la RS. Esto es, que verdaderamente verifique ese “ser” y ese “hacer” como empresa socialmente responsable sin dejarse vencer por la tentación de “tener clientes” y ablandar o adaptar las auditorías, de forma que su credibilidad se deprecie en la misma proporción que vayan creciendo los certificados sin que esto refleje la realidad o que esta se distancia de la percepción auténtica.

ELEPHANT in the room - un elefante en la habitación

Todas estas teorías se alimentan de una práctica cotidiana que nos hace sentirnos seguros cuando hablamos y nos llena de razones para decir lo que decimos, pues lo vivimos y aplicamos cada día, también desde la certeza de estar en un proceso dinámico y en continua actualización, y de formar parte del presente del futuro, donde este modelo irá consolidándose y aumentando cualitativa y cuantitativamente; y que debe protegerse de quien lo abandere o se lo atribuya sin fundamento, porque como toda bandera el peligro y la amenaza no sólo está en quien la ataca sino en quien no la defiendo pudiendo hacerlo.

 

La auténtica abogacía es RS en sí misma. La RS necesita de los abogados para llegar, para hacerse visible y los abogados necesitamos tomar conciencia de la importancia de la RS y redescubrirla como algo intrínseco a nosotros y nuestra profesión, procurando su normalización y asumiendo el reto de implantarla de modo tangible y concreto en nuestro ser y hacer, porque todo ello impulsará nuestra credibilidad y denostará las malas prácticas que a veces deterioran o menoscaban nuestra identidad corporativa y nos alejan de la sociedad a la que nos debemos.

Isabel Galán Conciliacion Familiar RSC EFRÁngel Luis Gómez Díaz. Socio–Fundador y Director General de la Firma ÁREA, ABOGADOS Y ASESORES

Cosas de abogados. La RSC es una cosa muy nuestra (I)

No en vano somos una de las profesiones más antiguas, y precisamente sin ser una labor primaria la esencia de la abogacía se sostiene y se inspira en la responsabilidad social cualquiera que sea el modo en el que la miremos.

Es más, la abogacía es de las pocas profesiones donde todas las palabras de la ecuación, juntas o separadas, adquieren una dimensión excepcional: responsabilidad y social, y responsabilidad social de la abogacía. Los abogados estamos llamados a ser socialmente responsables porque nuestra profesión nace para ser garantes de esa misma responsabilidad; y la filosofía de nuestro ejercicio se ampara en esta idea como origen, como fin y como modelo. Servimos si servimos a la sociedad en sentido individual y colectivo, y somos responsables si interiorizamos y defendemos esa misión.

Las distancias y los recelos vienen una vez más desde cierto desconocimiento de lo que significa y supone la RS. Difícil resulta restringir a unas pocas líneas la definición sobre la que se han escrito y se siguen escribiendo infinidad de libros, artículos, opiniones y hasta leyes, y es por ello que prefiero ser muy práctico en el qué, el porqué y el cómo. La RS tiene una proyección interna (y hasta personal) y otra externa que impacta en la sociedad y hasta nos concede una visibilidad singular y diferenciadora.

RS en el ámbito interno: es un modo de organizarse que aspira y se inspira en poner en valor a la persona, al profesional y su talento, enfocado al sano acople de su realización personal y laboral. Se trata de una gestión etiológica, donde los valores y principios son pilares firmes del camino de gestión. Consiste en articular mecanismos para ser feliz trabajando y generar felicidad con nuestro trabajo, en una suerte de circuito de satisfacción que puede pasar por medidas muy concretas de flexibilidad horaria, auto-gestión y auto-organización, de conciliación, por detalles de orden que conllevan una confianza en la responsabilidad y compromiso recíproco del letrado con su despacho y del despacho con sus letrados.

calendario - reloj

En la esencia de nuestra profesión está la RS y eso, a su vez, representa una carga delicada y frágil porque con la forma de desarrollar nuestra labor podemos potenciar y dimensionar esa esencia o atropellarla. Y es que la RS también tiene una perspectiva muy espiritual e intimista: la forma en que ejercemos nuestra profesión. Esto es, la responsabilidad social ha de empezar en la adhesión más firme a la deontología y a la esencia de la profesión. De modo que saltarse esto para terminar en actos de caridad, colaboraciones con Ong´s y fundaciones varias, conlleva un postureo indecente que va en detrimento del sentido profundo de la RS y de la propia abogacía. Cómo nos relacionamos con los compañeros de profesión, cuál es nuestro estilo de gestión de clientes y nuestro nivel de compromiso con ellos, o nuestro modo de proceder en los distintos asuntos y ante los juzgados y tribunales, es el pilar sobre el que sostener este “edificio” y que no sea una mera “fachada encalada”.

RS en el ámbito externo: desde y a partir de lo anterior la RS se convierte en una forma de gestión y gobierno de un despacho, y en parte de una identidad corporativa que tiene un notable potencial para la visibilidad, la diferenciación y la competitividad, siempre desde una gestión coherente. En este plano es donde encajan acciones de patrocinio, de actividad social concreta (participación en asociaciones, fundaciones,..), donativos… Esta proyección exterior redunda en un valor de marca que posiciona, que emana implicación con el entorno y que nos sitúa muy cerca de aquellos que son nuestros clientes, proveedores… En definitiva, de la sociedad.

La suma de estos dos planos bien hilvanados y siendo el segundo la continuidad congruente del primero, responden directamente a la pregunta del “para qué” la RS. Así de dentro a fuera: para responder a una convicción, para mostrar un determinado estilo e identidad, para canalizar nuestra razón de ser profesional más allá de la propia práctica profesional y junto a ella, para presentar nuestra forma de ser, para generar una determinada imagen, para mostrar y demostrar un formato de trabajo concreto, para hacer visible un compromiso social específico…

La RS no es cuestión de tamaño del despacho, ni de antigüedad en el ejercicio, ni de edad del profesional… No hay excusa. Todos estamos llamados a esa RS y lo opcional es la forma de aplicarlo o ejecutarlo. La forma admite matices y adaptaciones pero el fondo es indiscutible. Uno puede no sentirse atraído o desdeñar la reglamentación y sistematización o protocolización de lo que considera intrínseco a su práctica, o “da por hecho”, pero no cabe dejar de hacerlo, no es viable (sea cual sea la definición que adoptemos y el formato que le demos) apartarse del “ser” y “hacer” RS en la abogacía.

Las certificaciones ayudan porque facilitan la implantación de un método, con su seguimiento y evaluación, y animan una dinámica de atención y mimo del proceso, además de otorgar visibilidad objetiva a esa condición casi consustancial. Pero lo importante no es el “título” sino el recorrido y sus contenidos. Tener una certificación o amoldarse a unos cánones y reconocimientos son parte del camino y no la meta. Y lo que hay que descartar como ruta para la abogacía y su sentido real y transcendental es ignorar la RS o mirarla como algo ajeno.

(…)

Ángel Luis Gómez Díaz. Socio–Fundador y Director General de la Firma ÁREA, ABOGADOS Y ASESORES